Dead City: The Escape – El Equipo

No hacía ni veinte minutos que había amanecido en Hampton Hill, pero el grupo de Robert ya estaba preparándose para hacer una incursión en la ciudad, o como Nelson decía, “hacer una excursión”. Hacía bastante tiempo que no salían al exterior, y a diferencia del resto del grupo, Nelson estaba deseando hacerlo. Era un tipo rudo al que le gustaba la acción, incluso antes de que todo se fuese al traste. Durante muchos años estuvo trabajando como portero de una discoteca, y noche tras noche se metía en alguna pelea para evitar problemas, y en ocasiones, para causarlos (se aburría de estar de pie en la entrada sin hacer nada). La violencia formaba parte de su vida, y machacar las cabezas de los zombis era algo que le gustaba hacer, ya que le ponía de buen humor.

-Y está, señores, es Paula -le dijo Nelson a sus nuevos compañeros. Joseph y Frank se extrañaron al ver que aquel hombretón de casi dos metros de alto sostenía entre sus manos un bate de béisbol “tuneado”. Parecía que Nelson había clavado varios clavos en la parte del bate que golpea la pelota para hacer de aquel objeto de madera un arma mortífera. Frank se fijó en el bate, y vio que además de los clavos también había restos de piel putrefacta y manchas de sangre reseca que adornaban a “Paula”-. Tenéis que ver como revienta los cráneos de esos podridos. Por suerte, Paula podrá salir hoy a jugar. Lo está deseando… ¡Y yo también!

Nelson soltó una de sus características carcajadas, y tanto Frank como Joseph se quedaron boquiabiertos.

-Tranquilos, en el fondo es un buen tipo -habló Judy desde la otra punta de la habitación con una sonrisa en los labios, mientras introducía en una mochila raída de color rosa una linterna y varias pilas-. Lo que pasa es que quiere impresionaros.

-Bobadas, rubita -respondió el hombre dando un par de golpes al aire con el bate-. No tengo que impresionar a nadie con palabrerías. Estos dos se darán cuenta más tarde, en cuanto vean en acción a Paula -aunque Nelson era un fanfarrón al que le gustaba alardear de sus hazañas, Judy sabía que nada de lo que estaba diciendo era mentira. Cuando Nelson sacaba a pasear a Paula, no dejaba a ningún zombi en pié. Ella nunca se lo había dicho a nadie, pero daba gracias a Dios todos los días por haber permitido que Nelson estuviese con ellos. Era un tipo fuerte que les había sacado de más de un apuro, tanto a ella como a Robert, pero ni por esas se libraría de ser el objetivo de sus bromas.

-Sí, sí, lo que tú digas, grandullón -dijo ella, a la par que cogía un botiquín de primeros auxilios para meterlo en su mochila-. ¡Pero a la hora de la verdad te entra el canguelo!

-Dejaros de tonterías y hacerme el favor de centraros -interrumpió Robert con el semblante muy serio-. En unos minutos vamos a salir al exterior a buscar suministros y tenemos que prepararnos muy bien. ¿Está claro?

Nelson y Judy se extrañaron al oír a su compañero. Lo normal hubiera sido que él fuese el que metiera cizaña entre ambos, pero en lugar de eso se había mantenido ausente y callado.

-¿Qué te pasa? Te notó… raro -le preguntó la chica. Luego dejó la mochila rosada a sus pies y se dirigió hacia Robert-. Normalmente eres tú el que está de guasa y yo la que no dice ni pío cuando nos preparamos para una salida. Siempre que vamos al exterior tienes que animarme, o de lo contrario no tendría las fuerzas necesarias para poner un pie fuera de este edificio. Pero hoy estás diferente.

-Tranquila, Judy, no pasa nada. Sólo quiero que hoy salga todo bien.

-Tranquilo, amigo. No tienes de qué preocuparte. Paula y yo haremos que esta incursión sea cosa de niños. ¡A ver si a estas alturas te vas a parecer a la rubita!

-Por primera vez estoy de acuerdo con Nelson. No va a pasar nada malo. Ya lo verás.

-Y no te olvides que ahora estamos nosotros aquí para apoyaros -habló Frank-, ¿Verdad Joseph?

-¡Claro! Y con esta mole de nuestra parte saldrá todo perfecto -Joseph señaló a Nelson, y éste no tardó en responderle.

-¿Me has llamado mole? -Nelson frunció el ceño y dio un paso al frente, con cara de pocos amigos. Joseph se quedó mudo al ver la reacción del ex-portero de discoteca y trató de calmarlo.

-Tranquilo, Nelson, yo, yo…

-No, hombre, tranquilízate tú, solo estaba bromeando -Nelson se echó a reír y luego le dio unas palmaditas en la espalda al camarero, que suspiró de alivio.

-Preferiría que hoy dejáramos las bromas a un lado -intervino de nuevo Robert-. No hace ni dos semanas que fuimos atacados. Perdimos a muchos ese día y no quiero perder a nadie más, sólo es eso.

Esas palabras bastaron para que el grupo entero enmudeciese. Y de ese modo permanecieron los cinco, en completo silencio, hasta que todos estuvieron equipados y listos para iniciar la misión.


CARTAS DE EQUIPO

Imágenes Equipo 01

En esta entrada voy a escribir sobre las cartas de Equipo. Durante el juego, los jugadores tendrán la oportunidad de robar estas cartas. En ellas encontrarán objetos que hará la vida de los Personajes más fácil: Pistolas, revólveres, escopetas, hachas, bates de béisbol, mochilas, linternas, libros, comida, munición, protecciones de todo tipo e incluso sartenes. Estas son algunas de las cosas que se pueden encontrar cuando se robe del mazo de Equipo. Hay un total de 40 cartas de Equipo pero, ¿cómo se podrán conseguir estas cartas? Pues fácil. Cuando los Personajes de los Jugadores estén explorando la ciudad en busca de suministros, tendrán la oportunidad de robar cartas de Saqueo que indicarán sucesos concretos que afectarán al grupo (de estas cartas escribiré en otra ocasión). Si al robar una carta de Saqueo te indica que robes una carta de Equipo, pues robas una carta de Equipo y listo. Así de simple. De esta forma podremos equipar a los Personajes con armas y protecciones, conseguir mas recursos (comida, munición, combustible, etc.), u objetos de utilidad como las linternas o los walkie talkies.

Cartas de EquidoElementos de una carta de Equipo

  1. Imagen y nombre: Aquí figura el nombre y el dibujo del arma/objeto.
  2. Rasgos Especiales: Indica de que tipo es el objeto: Arma de mano, a distancia, arma improvisada, suministros, etc. Además, en la parte de la mancha de sangre aparecerá el icono de Ruido (una oreja) en el caso de que el arma/objeto haga ruido al utilizarse.
  3. Texto: Texto de ambientación para explicar de forma concisa detalles del arma/objeto. No tiene ninguna utilidad salvo la de ambientar.
  4. Habilidad: Es la habilidad que tiene la carta cuando esta en juego.
  5. Puntos de Victoria: Son los PV que otorga la carta al final de la partida.
  6. Manos: Las manos te indican el número de manos que son necesarias para equiparte la carta. Un Personaje puede tener equipada 2 cartas con el icono de una mano, ó 1 carta con el icono de dos manos. Hay cartas que no tienen iconos de mano, como por ejemplo el Chaleco Antibalas o la linterna.

Y esto es todo sobre las cartas de Equipo. Saludos y gracias por seguir este proyecto.

Anuncios
Tagged with:
Publicado en Dead City: The Escape

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

NO AL CANON AEDE
Follow La Factoría de Protos on WordPress.com

Recibirás los contenidos en tu email:

A %d blogueros les gusta esto: