Dead City: The Escape – El mapa

El Ayuntamiento era uno de los últimos refugios que aún quedaban en pie en Hampton Hill. Tres semanas después de la aparición del brote, los supervivientes se levantaban al amanecer con la esperanza de sobrevivir un día más, pero sobretodo, lo hacían con el deseo de que ese día fuese el último que pasasen en esa maldita ciudad. Como no sabían cuando llegaría la ayuda que los sacarían de ese infierno, estaban obligados a convivir los unos con los otros para salir adelante. En esos días se podía escuchar mucho eso de “la unión hace la fuerza”; sí, eso era cierto, pero también lo era que la convivencia de un grupo de individuos viviendo bajo un mismo techo era harto difícil. Mucho. Especialmente si esas personas estaban hambrientas y pasando penurias. Cada día los supervivientes se despertaban en un mundo que había cambiado de la noche a la mañana, un nuevo mundo que estaba infestado de muertos que habían regresado de sus tumbas para alimentarse de los vivos. Desde que la masacre comenzó, los vivos habían tenido que aprender a cooperar con completos desconocidos y confiar en ellos para que les guardasen las espaldas de cualquier peligro. Después de tres semanas los nervios estaban a flor de piel en el Ayuntamiento; el refugio era una autentica bomba de relojería que podía explotar en cualquier momento, y la más mínima discusión podía prender la mecha que hiciera volar todo por los aires. Así era el mundo ahora, y aunque sólo habían pasado veintiún días desde que la epidemia se desatara alrededor del mundo, la bella y adorable Judy había enterrado los recuerdos de su anterior vida en lo más profundo de su mente. Nunca más trabajaría en un restaurante de mala muerte, y mucho menos sirviendo a tíos cerdos y groseros. Aquello era cosa del pasado. En el presente tenía otras cosas más importantes que hacer, como por ejemplo sobrevivir.

-¿Estás bien, Judy? -la mujer se giró al oír hablar a Robert.

-Sí, estoy bien -respondió ella, con una sonrisa forzada que no pasó desapercibida ante los ojos de su compañero de fatigas.

-Vamos mujer, sabes que no puedes engañarme. A ti te ocurre algo. Desembucha.

Judy abrió la boca dispuesta a contarle lo que le pasaba por la cabeza, pero tras unos pocos segundos, la cerró sin soltar palabra alguna. Decidió mantenerse callada para no preocupar a Robert. En menos de media hora tendrían que salir al exterior a buscar suministros para llenar el almacén del Ayuntamiento, y ganarse con ello la simpatía del alcalde. Pero no tenía valor ni fuerzas para hacerlo. Ese día no. La pesadilla que había tenido la noche anterior fue tan real que estaba abatida a causa del miedo a que ésta se hiciese realidad.

-Sigo esperando -el hombre frunció el ceño en muestra de descontento y se cruzo de brazos esperando la respuesta de Judy. Ella no se inmutó, por lo que Robert añadió-. ¿Te ha comido la lengua el gato? ¿O ha sido Kiara? Últimamente esa perra está muy agresiva.

-¡Ya es suficiente, Robert! No quiero hablar -le respondió ella, tajantemente. 

-Vale, vale. Tú misma -hizo un ademán con las manos y prosiguió-. Lo último que quiero es hacer enfadar a la única persona que me aguanta en este sitio. ¡Que coño, la única que me aguanta en todo el planeta! Así que… guárdate tus secretos y ya me los contarás cuando te de la gana.

Después de eso, Robert le dio la espalda a la chica y se alejó de ella.

-Voy al baño a “charlar con roca”. Tengo algo GRANDE que decirle. Nos vemos en veintidós minutos en la entrada -le dijo después de mirar la hora en su Rolex-. ¡Ah! Y recuerda ir al almacén a por pilas para las linternas. No quiero que nos pase como la última vez. Ya es jodido entrar en un edificio abandonado y medio derruido como para hacerlo a oscuras.

Judy asintió en silencio, y cuando su compañero cruzó la esquina se miró las manos y comprobó que estaba temblando de miedo.


En esta entrada voy a escribir un poco sobre el mapa que aparece en el tablero de juego. Si recordáis, en el tablero que os mostré en la entrada anterior aparecía un trozo del mapa de Hampton Hill, y sobre él una hoja de un bloc de notas con la palabra ‘Ayuntamiento‘ escrita en la parte de arriba. Eso se debe a que hay dos zonas que hay que diferenciar en el tablero: la Ciudad y el Ayuntamiento. En ambas zonas hay acciones donde los Jugadores podrán colocar sus peones (meeples). En la zona del Ayuntamiento hay 6 acciones fijas (las que aparecen en la hoja del bloc de notas), y un montón de acciones variables que irán apareciendo en la parte de Tareas (de estas últimas hablaremos en otra entrada).

Las 6 acciones fijas del Ayuntamiento son:

Acciones ayuntamientoReunión del Consejo: Si se coloca un peón en la casilla de esta acción el Jugador tomará la carta del Alcalde, que le permite ser el Jugador Inicial en la próxima ronda (y en las siguientes rondas mientras nadie coloque un peón en esta acción). Además de ser el Jugador Inicial, esta acción también le otorga al Jugador un peón extra para usar en la ronda siguiente.

Rezar: Con esta acción podemos pedir a Dios todopoderoso que nos eche un cable, lo que traducido al juego significa que tenemos la oportunidad de descartar una de las cartas de Entorno que están activas. Las cartas de Entorno permanecen en juego y fastidian a los Jugadores.

Pedir un favor: Al colocar un peón es esta acción podemos coger 2 recursos cualesquiera del Almacén del Ayuntamiento (que no es lo mismo que la reserva general).

Trazar un Plan: Con esta acción se roba 3 cartas de Apoyo. Las cartas de Apoyo son cartas que podrán usar los Jugadores para ayudar a los Personajes de su grupo o para fastidiar a los Personajes del resto de Jugadores. También son necesarias para activar algunas Habilidades de los Personajes.

Favor del Alcalde: Aquí lo que se consigue es que le hagas el peloteo de rigor al Alcalde para ganar +3 PV. Ya está.

Conspiración: Como su nombre indica, lo que se consigue al colocar aquí el peón es el restarle -2 PV al resto de Jugadores. Se supone que infundes rumores falsos o hablas mal de ellos, lo que hace que el Alcalde los vea con malos ojos.

Por el contrario, en la zona de la Ciudad disponemos de una única acción: Buscar Suministros. Dependiendo del lugar donde coloquemos el peón, se consigue un tipo de recurso de los 7 disponibles (también se puede encontrar nuevos Personajes supervivientes). Los recursos son muy importantes porque con ellos se pagan las cartas de Tareas. Además, cada recurso se puede gastar para conseguir un beneficio concreto (Alimentar a los Personajes, usar armas de fuego, linternas, curar heridas, recuperar la moral, etc).

Los lugares son:

  1. Supermercado: Aquí los Jugadores pueden conseguir 2 tipos de recursos: Comida y Agua.
  2. Ferretería: Una tienda pequeña donde se puede encontrar muchas cosas útiles. A efecto del juego será el recurso Herramientas (Baterías, pilas, tablas, clavos, cables, etc.).
  3. Hospital: En este lugar encontraremos 2 recursos útiles para la salud: Botiquines y Medicamentos (Analgésicos, antibióticos, etc).
  4. Gasolinera: El mejor lugar para conseguir el recurso Combustible.
  5. Armería: Aquí los Jugadores podrán encontrar Munición.
  6. Motel: En este sucio Motel se esconden muchos supervivientes. Si los Jugadores vienen a este lugar podrán encontrar Personajes que se unan a su grupo.
  7. Centro Comercial: Un lugar donde los Jugadores encontrarán cualquier recurso.

Además de estos lugares fijos, los Jugadores podrán encontrar nuevos lugares especiales que se activarán en la zona de Tareas (Comisaría, Parking, Colegio, Puerto, etc.). Hay que tener en cuenta que sólo podrá haber activos 2 de estos lugares especiales a la vez. Así que si un Jugador activa un lugar, y ya hay 2 lugares, tendrá que elegir uno de los lugares para sustituirlo por el nuevo.

Y esto es todo por ahora. Saludos y gracias a todos los que siguen este Proto.

Anuncios
Tagged with:
Publicado en Dead City: The Escape

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

NO AL CANON AEDE
Follow La Factoría de Protos on WordPress.com

Recibirás los contenidos en tu email:

A %d blogueros les gusta esto: